Afganistán: padres venden a sus hijos por desesperación

0
6

La crisis social y económica de Afganistán se profundizó tras la falta de ayuda humanitaria, la sequía y los continuos conflictos bélicos. Por lo que muchas familias pasan hambre, y, ante la desesperación, deciden vender a sus hijos para poder comer.

La economía afgana depende, en gran medida, de la ayuda exterior, que ya se tambaleaba cuando los talibanes tomaron el poder a mediados de agosto en medio de una retirada caótica de las tropas estadounidenses y de la OTAN. Ante esto, la comunidad internacional congeló los activos de Afganistán en el exterior y detuvo la financiación, pues no estaba dispuesta a trabajar con ellos, y las consecuencias son devastadoras para un país golpeado por la guerra, la sequía y la pandemia de coronavirus.

Déjanos tu comentario