Bendición de cumpleaños para atraer lo bueno

0
14

Normalmente, las personas acostumbran a desear bendiciones a sus seres queridos y amigos para que en todo momento les acompañe la buena suerte y la salud.

La Bendición de cumpleaños implica desear abundancia, felicidad y amor para los días que están por venir, precisamente en el día de tu nacimiento. Normalmente, las personas acostumbran a desear bendiciones a sus seres queridos y amigos para que en todo momento les acompañe la buena suerte y la salud.

Es en el día de cumpleaños cuando todas las energías se activan, se marca un comienzo con nuevas oportunidades para cambiar y mejorar.

No es necesario utilizar palabras elaboradas durante la Bendición de cumpleaños. Se requiere emplear un lenguaje sencillo que llegue al corazón y que implique un perdón y olvido por todo lo malo que se ha vivido. Solo de esta forma será posible emprender una nueva etapa.

También implica una petición para que en todo momento el Espíritu Santo llene de gracia los 365 días que nos depara el nuevo año. Con la Bendición de cumpleaños se le desea a quien festeja un año más de vida que pueda cumplir muchos más, siempre de la mano de Dios.

Quien recibe la Bendición de cumpleaños también recibe las buenas energías de todas las personas que la realizan. Por tal motivo, también se llevan a cabo festejos para que toda la alegría de los asistentes sea transferida a quien sopla una velita.

BENDICIÓN DE CUMPLEAÑOS PARA QUE HAYA PROSPERIDAD Y ALEGRÍA


SEÑOR, bendice a (se dice el nombre de la persona).

Muéstrale que las luchas y dificultades que ella ha vivido, no han sido en vano.

Y que todo —será usado para su bendición y para llenar su vida de felicidad y satisfacción.

Te pido que (se dice el nombre de la persona), pueda ver tu presencia en la alegría, en compañía de parientes y amigos — o  en la soledad — cuando parece que el mundo nos ha olvidado, pero que esos momentos sean enriquecidos con una comunión más intensa contigo, SEÑOR.

Hazle ver también, que tu mano siempre está extendida: tus brazos abiertos, tu mirada atenta, tus oídos listos y tu sonrisa tierna.

Siempre está ahí para darnos la fortaleza y la atención que necesitamos de ti.

Haz sentir a mi hermanos en este día que tú no te olvidas de tus hijitos y, que aunque como humanos que somos, a veces nosotros mismos ofendemos o nos olvidamos de los que amamos.

Derrama fortaleza y ánimo en mis hermanos en el día de su cumpleaños: 364 días antes y 364 días después.

Haz de ese día, un día especial para todos aquellos que te aman.

Y para los que no, que tu Santo Espíritu les hable y les diga qué tan maravilloso es cumplir años en Jesús.

Amén.

Déjanos tu comentario