Consejos para aliviar pies hinchados

Si permanecemos sentados por un periodo prolongado sin
realizar ningún tipo de actividad muscular, con el efecto de la gravedad se acumulan sangre y otros fluidos en los pies.

No importa si nos dejamos puestos los zapatos o nos los sacamos durante los periodos de inactividad. Si los dejamos puestos, nos protegen de factores externos, pero inhiben la circulación, aprietan y, de cualquier manera, no impiden la
hinchazón. Si nos sacamos los zapatos, nos sentiremos más cómodos, pero cuando
intentemos ponérnoslos de vuelta, la tarea se complica. La concentración de
fluidos en los pies ocurre, de modo similar, en el autobús, en el tren o en la oficina.

¿En qué horario es mejor comprarse zapatos?

  • Los pies suelen hincharse durante el día, por lo que la Asociación Americana de Podología recomienda comprar zapatos a media tarde.
  • La mayoría de la gente calza de medio a un punto más a la tarde que cuando se acaba de levantar por la mañana.

¿Por qué cansa más estar de pie que caminar?

En verdad, nos gusta movernos lo menos posible. Pero cuando
tenemos que quedarnos quietos mientras estamos parados por un tiempo
prolongado, nos ponemos tan ansiosos e irritables como los chicos de tres años
que tomaron mucha gaseosa y quieren ir al baño. Si bien podrían entrar en juego
algunos elementos psicológicos, es probable que las fuerzas fisiológicas sean
las que predominen. Cuando estamos de pie, la fuerza de gravedad atrae los
fluidos del cuerpo. Éstos se almacenan en las piernas y en los pies, lo que
provoca presión en los músculos y, en última instancia, dolor. Cuando nos
movemos, la contracción de los músculos empuja los fluidos hacia arriba, y las
venas contribuyen a este proceso enviando la sangre de vuelta al corazón.

#TIP: Caminar estimula la circulación, no sólo hacia el corazón, sino hacia todo el
cuerpo, incluso a los órganos no menos importantes, como el cerebro. 

 

Déjanos tu comentario