Diez maneras simples para dejar de pensar demasiado

0
6

Cuando piensas muchísimo, tus juicios se nublan y tu estrés aumenta, entonces es cuando debes parar de pensar demasiado y practicar algunas de las siguientes sugerencias.

Parar de pensar demasiado en los tiempos que corren puede ser una actitud muy benéfica para la salud mental, emocional y física de las personas. En el mundo actual las personas piensan demasiado en cada pequeño problema hasta que se éste vuelve más grande y aterrador de lo que realmente es.

Cuando piensas muchísimo, tus juicios se nublan y tu estrés aumenta. La mayoría de los pensamientos son negativos o preocupaciones, y suelen detener tu acción y quedar paralizado(a), entonces es cuando debes parar de pensar demasiado y practicar algunas de las siguientes sugerencias.

Aquí hay 10 ideas simples para parar de pensar demasiado y quedar con más energía disponible.

10 SIMPLES IDEAS PARA DEJAR DE PENSAR DEMASIADO


TENER CONCIENCIA ES EL COMIENZO DEL CAMBIO

Lo primero que debes hacer para abordar el hábito de pensar demasiado es aprender a ser consciente de ello cuando esté sucediendo. Cada vez que te encuentres dudando o sintiéndote estresado o ansioso, detente y mira la situación y cómo estás respondiendo. Ese momento de conciencia es la semilla del cambio que quieres hacer.

NO PIENSES EN LO QUE PUEDE SALIR MAL, SINO EN LO QUE PUEDE SALIR BIEN

Pensar demasiado, la mayoría de las veces es causado por el miedo. Cuando te centras en las cosas negativas que pueden suceder, es fácil comenzar a imaginar lo peor y quedar paralizado.

La próxima vez que sientas que comienzas a ir en esa dirección, detente. Visualiza todas las cosas que pueden ir bien y mantén esos pensamientos positivos.

DISTRAERSE EN LA FELICIDAD

La mejor forma de distraerse es con las cosas que te entretienen, te gustas, no perjudican tu salud y que en definitiva te traen felicidad. Prácticas como la meditación, el baile, el ejercicio, aprender un instrumento, tejer, dibujar y pintar etc. pueden distanciarte de los problemas lo suficiente como para parar de pensar demasiado.

PONER LAS COSAS EN PERSPECTIVA

Muchas veces te esfuerzas por lograr algo que es muy grande o más dificultoso que lo necesario. Pregúntate cuán importante será eso a lo que dedicas tanto esfuerzo en 5 o 10 años. Al reflexionar sobre esto y poner las cosas en perspectiva dejarás de pensar demasiado.

DEJA DE ESPERAR LA PERFECCIÓN

Tener ambiciones es muy positivo, pero esperar que todo salga perfecto, todo el proceso y el resultado final y sin ningún error, es estresante y ocupa mucha energía mental. Cuando te digas “esto tiene que ser perfecto” detente y date más libertad y posibilidades.

CAMBIA TU VISIÓN DEL MIEDO

Si tienes miedo porque has tenido fracasos en el pasado, eso no significa que las cosas en el futuro saldrán de la misma manera. Siempre se puede empezar de nuevo y un nuevo comienzo es siempre una nueva oportunidad.

PON TEMPORIZADOR EN EL TRABAJO

Date un límite. Establece un temporizador de 10 minutos y deja ese tiempo para pensar, reflexionar y analizar. Una vez que suena el temporizador, escribe todas las cosas que te preocupan, estresan o te causan ansiedad. Después de los 10 minutos, tira el papel y continúa haciendo algo, preferiblemente más divertido.

DATE CUENTA DE QUE NO PUEDES PREDECIR EL FUTURO

Nadie puede predecir el futuro. Si pasas el momento presente preocupándote por el futuro, imaginando cosas negativas, estás consumiendo la energía del presente. Pasar siempre pensando en el futuro y con el miedo como copresencia no es saludable. Pasa ese tiempo en cosas que te den alegría.

CONOCE LO MEJOR DE TI

El miedo que fundamenta el pensamiento excesivo a menudo se basa en la sensación de que no eres lo suficientemente bueno o lo suficientemente inteligente, trabajador, dedicado etc.

Es verdad que todos tenemos defectos, pero sin duda que también muchas cualidades, pon la mirada en las virtudes, poténcialas y profundiza en lo mejor de ti.

SÉ AGRADECIDO

Al comienzo y al final del día haz una lista de todo lo que tienes para agradecer, dedica un diario para ello. El pensamiento positivo deriva del agradecimiento, si puedes compartir con otras personas estos pensamientos, mucho mejor, ya que te rodearás de buenas experiencias.

Déjanos tu comentario