Remedios caseros para aliviar las aftas bucales

Las aftas bucales son úlceras que se desarrollan en el interior de la boca y pueden dificultar la alimentación. Afortunadamente, algunos remedios caseros ayudan a combatirlas de forma natural.

Las úlceras bucales, también conocidas como aftas, son lesiones diminutas e incómodas que generalmente aparecen en los labios, encías, lengua, paladar o garganta. Aunque se desconoce las causas de su aparición, existen ciertos factores que aumentan el riesgo de desarrollarlas, como las lesiones en la boca, el estrés y los cambios hormonales.

Las llagas suelen ser amarillas, blancas y rojas, muestran una hinchazón en la piel, generan problemas al masticar y cepillarse los dientes, además presentan dolor y hormigueo en la boca, incluso pérdida de apetito. Para prevenirlas es importante cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves para evitar daños en los tejidos, usar hilo dental y tener una dieta saludable.

También se recomienda beber mucha agua durante el día, evitar las comidas picantes y ácidas y hacer gárgaras regularmente con agua tibia. La mayoría de las úlceras bucales se resuelven por sí solas después de una o dos semanas sin intervención médica, pero para acelerar el proceso puedes recurrir a estas alternativas naturales:

  1. Enjuague bucal con sal. Las aftas bucales se pueden desinfectar y curar más rápidamente con enjuagues de agua tibia con sal. La sal elimina los microorganismos de cualquier zona contaminada ya que tiene un efecto antibacteriano. Para hacer agua salada, simplemente combina una cucharadita de sal con una taza de agua tibia. Usa esta mezcla para enjuagarte la boca dos veces al día durante unos minutos.
  2. Compresa de té negro. Cuando se aplica té negro directamente sobre una afta, sus taninos aceleran la cicatrización, que es una sustancia astringente que elimina los residuos y la suciedad. Antes de usar el té negro, primero debes prepararlo dejando reposar la bolsita de té en una taza de agua caliente. Una vez que el agua y la bolsa se hayan enfriado, aplica la bolsa de té en la úlcera bucal de inmediato.
  3. Leche de magnesia. Hacer gárgaras con leche de magnesia puede cubrir y proteger una lesión de los gérmenes, lo que ayuda a que la lesión sane más rápidamente. Prepara la solución mezclando una cucharadita de leche de magnesia con una taza de agua y haz gárgaras con ella.
  4. Clavos en la boca. Puede masticar clavos para aliviar el dolor y acelerar la curación de las aftas bucales. Las propiedades antibacterianas y analgésicas de los clavos ayudan a mantener la limpieza de las aftas, estimulan la curación y alivian el dolor.
  5. Yogur natural. Tus deposiciones y flora intestinal mejorarán si consumes una ración de yogur con probióticos. Esto puede estimular las defensas naturales de tu cuerpo y acelerar la curación de las úlceras bucales.

 

Déjanos tu comentario