Rocío Moreno apuntó contra Paulo Londra, su expareja: «Tuve miedo por mi embarazo»

0
30

Rocío Moreno rompió el silencio y no solo confirmó la ruptura sino que también contó los motivos: “No tiene madurez”.

 

Paulo Londra y Rocío Moreno, que son papás de Isabela de un año y esperan un bebé para febrero, están separados y ella decidió contar en una entrevista los fuertes motivos.

Embarazada de 8 meses, Rocío habló con Teleshow y resaltó las salidas de Londra, quien según ella habría regresado a las “andanzas y un ritmo de vida no compatible con la rutina familiar”.

Moreno contó que Paulo no dormía prácticamente en su casa y que se enteró de que en este momento está en Estados Unidos a través de las redes sociales.

 

Leer Más: Valeria Lynch, Luciano Pereyra y Axel presentes en el Festival Único

 

“Empezó a salir más, a juntarse con amigos. No es que yo no quiera que se junte, el tema es que estaba ausente en la casa y cada vez volvía más tarde o prácticamente no volvía a casa, y se quedaba en la casa de los padres para que yo no viera los horarios y cómo volvía”, afirmó Rocío.

 


«TOQUÉ FONDO CUANDO SE FUE A ESTADOS UNIDOS Y ME ENTERÉ POR LAS REDES»


LAS RAZONES DE LA SEPARACIÓN DE PAULO LONDRA Y ROCIO MORENO

 

En su duro relato, la joven aseguró: “Recuerdo una madrugada que yo, descompuesta, le pedí que volviera para ayudarme (estaba con su hija de un año) y dijo que llamaba para fastidiarlo. Terminé jugando con Isabela descompuesta, y apareció a la mañana”.

“No creo que sea susto, tiene que ver las influencias, el entorno y él que no tiene madurez para saber dónde está y lo que debe hacer”, explicó a Teleshow sobre los motivos.

 


«NO PUEDE SER QUE ME DESCOMPONGA Y TERMINE MONITOREÁNDOME EN LAS GUARDIAS, CON 17 DE PRESIÓN, POR CIRCUNSTANCIAS VIVIDAS PROVOCADAS POR ÉL»


 

En la entrevista, Moreno contó por qué no hay vuelta atrás con Paulo, de quien desconoce si estará en su parto: “No estuvo antes, cuando lo necesité. No es algo que espero. Dadas las circunstancias hoy en día me doy cuenta de que muchas situaciones no se pueden naturalizar”.

Toqué fondo cuando se fue a Estados Unidos y me enteré por las redes. No está bien lo que estoy viviendo: no puede ser que me descomponga y termine monitoreándome en las guardias, con 17 de presión, por circunstancias vividas provocadas por él o por su familia”, cerró Rocío, contundente.

Déjanos tu comentario