Stefi Roitman firmó un contrato de confidencialidad antes de casarse

0
22

La actriz contraerá matrimonio con Ricky Montaner, y antes de la ceremonia fue una de tantas personas que tuvo que comprometerse a no revelar datos.

Los primeros días de 2022, además de una nueva ola de coronavirus, traerán en Argentina la esperada boda de Stefi Roitman y Ricky Montaner.

Tras un compromiso del que mucho se habló y luego de una seguidilla de despedidas de soltera que la actriz pudo disfrutar, finalmente, en una pausa entre sus recargadas agendas, concretarán su matrimonio.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Stefania Roitman (@stefroitman)

La argentina y el venezolano se casarán este sábado a todo lujo: medios de la vecina orilla estimaron que entre la ceremonia y la fiesta, la pareja invertirá unos 20 millones de pesos argentinos, cerca de 200.000 dólares.

Se espera que a la celebración asistan entre 400 y 600 invitados, y se sabe que habrá shows de varias bandas más actuaciones de distintos DJs. Todos los invitados deberán someterse a un testeo de coronavirusantes de concurrir al tan comentado evento.

La especial ocasión se concretará en un lugar con mucho espacio al aire libre, revelaron en Intrusos, como precaución ante la situación sanitaria. En el programa también adelantaron que la ceremonia será mixta e incluirá a un rabino y un pastor, ya que Roitman es judía y Montaner, evangélico.

Pero entre todos los datos llamativos que rodean esta unión, lo que más ha sorprendido es la existencia de un contrato o pacto de confidencialidad que deberán firmar prácticamente todos los implicados en la boda. Y eso incluye a la propia novia, Stefanie Roitman.

“Le hicieron firmar un contrato de confidencialidad hasta al proveedor más chiquito para que no se filtre nada a la prensa. Pero no sólo los proveedores tuvieron que firmar un contrato sino la propia Stefi tuvo que firmar un contrato donde decía que no iba a contar nada, que no iba a filtrar nada a la prensa”, aseguró la periodista Maite Peñoroni. Según ella, Ricardo Montaner y su esposa Marlene Rodríguez fueron los que insistieron con que la influencer firmara este documento, que tiene como objetivo evitar cualquier tipo de filtraciones.

El cuidado que se está haciendo al respecto es tal, que a los invitados no se les proporcionaron los detalles locativos de la boda en una primera instancia. «La invitación era un secret location, no te decía el lugar. Si vos confirmabas tu asistencia y decías que ibas a estar, recién ahí te van a pasar un día antes la dirección», contaron en Intrusos.

En esa misma línea, los asistentes deberán dejar sus teléfonos celulares en un locker antes de ingresar al evento. Todo, al parecer, deberá ocurrir en el más estricto secreto, al menos hasta que los propios Montaner decidan dar a conocer los detalles de esta unión.

La decisión sorprende no solo por implicar a la propia protagonista del día, sino porque Roitman y Montaner tienen un noviazgo que constantemente ha sido expuesto en las redes sociales por ellos mismos. Son una de las parejas latinas más famosas de Instagram.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Stefania Roitman (@stefroitman)

La exigencia contractual hizo que, en Intrusos, el conductor Adrián Pallares le enviara un picante mensaje a la ex Simona: «Tenés cuatro días para sentarte en la computadora, entras en la aplicación que quieras, sácate un lindo pasaje y rajá. ¡Rajá, Stefi Roitman!».

 

Déjanos tu comentario